Jornalistas Livres

Clique para compartilhar o link do texto original

Neste domingo (10), toda a América Latina volta seus olhos para a Bolívia, que vive um golpe de estado. Durante todo o dia, circulou pelas redes um texto do movimento feminista boliviano que alerta e denuncia a oposição golpista, que não aceita o resultado do último pleito eleitoral e tem promovido um estado de terror no país. Confira a íntegra do texto divulgado pela Revista Marea.

¡Compañeras, hermanas, les hablo desde Bolivia!

Sé que hay mucha información confusa sobre lo que está sucediendo en Bolivia y por eso tratamos de informar, pedirles que nos acompañen y que sigan denunciando.

En primer lugar, es importante que quede claro que, esto es un golpe de Estado y un golpe a las organizaciones sociales, un golpe encabezado por las organizaciones cívicas del oriente, organizaciones empresariales de terratenientes y de oligarcas. Es un golpe fundamentalista, porque plantea devolver la biblia al palacio para poner al país en manos de Dios, es un golpe profundamente racista porque busca e identifica a las mujeres y a los hombres originarios dentro de las organizaciones y los escarmienta.

Anoche se ha amotinado la policía y esta mañana han terminado de amotinarse todos los regimientos con un pedido específico para su sector. Pero además se suman a este golpe cívico y exigen también la renuncia de Evo Morales; la policía ya no está resguardando las ciudades, la policía ya no está en las calles.

Por su parte los militares han hecho una declaración esta mañana, han intentado desconocer a su comandante planteando que no van a salir. Están planeando un desacato al presidente Morales; no van a salir a resguardar, no van a salir a enfrentarse a la gente, no van a salir a desmovilizar, es decir, están con el golpe de los cívicos, de los empresarios, de los oligarcas. Esto no se está difundiendo porque internamente en Bolivia los medios son propiedad de los empresarios y de los grupos de poder, no está quedando clara la idea de que es un golpe de Estado y un golpe a las organizaciones sociales, no está quedando claro que es un golpe racista.

Así mismo no se está difundiendo lo que está pasando en el país, están quemando las sedes de las organizaciones sociales campesinas, las sedes de las organizaciones sociales indígenas, están quemando los espacios que ha tenido el movimiento al socialismo, sus sedes, sus espacios. Es importante recordar que el movimiento al socialismo es un instrumento conformado por las organizaciones sociales.

También están quemando casas de autoridades indígenas, de dirigentas y dirigentes sociales; se está persiguiendo a nuestras compañeras, a nuestros hermanos, se nos está persiguiendo en las calles, pues hemos tomado el espacio público para buscar la forma de resistir, pero se nos ha perseguido y se nos ha amedrentado. Estos grupos que se hacen llamar cívicos, están queriendo plantear que es una recuperación de la democracia, pero esto es falso, porque nosotros no vivíamos en una dictadura. Están queriendo plantear que su organización es resistencia civil, pero esto también es falso, porque son grupos que están armados. Compañeras, hermanas, son grupos que tienen lanzas, cascos, escudos, gases, explosivos y que además están utilizando la violencia sexual.

Yo creo que utilizan esas armas para plantear un supuesto golpe civil, pero no olviden que detrás de esas armas están las de los policías y las de los militares, entonces, es todo un teatro que están llevando a cabo para decir que no es un golpe. Nosotras sabemos que sí es un golpe de Estado, que sí es con violencia, que sí está generando terror y que sí es escarmiento racista porque están yendo a todas las organizaciones sociales indígenas, originarias y campesinas. Han tomado la Confederación de Trabajadores Campesinos (CSUTCB), han amarrado a un compañero periodista director de esa radio que estaba transmitiendo y hasta el momento sigue secuestrado, sigue amarrado. Han saqueado, han destruido la CSUTCB, han bajado la Wiphala que estaba izada en esta sede y han izado la bandera tricolor, la bandera de Bolivia, se ha orado y se ha cantado el himno nacional.

[...]

Eso mismo han hecho en todas las organizaciones que han tomado, han bajado, han roto y han quemado la Wiphala, han orado y han puesto su bandera. Ese es un escarmiento desde el racismo, desde el colonialismo, ese es un escarmiento para las organizaciones que hemos estado en este proceso de cambio. Esto es una persecución a las organizaciones y eso no está saliendo en los medios, lo único que se ha mostrado en los medios es que la violencia es generada por el MAS y por el gobierno.

Actualmente el gobierno no tiene ya el apoyo ni de la policía ni de los militares, las organizaciones sociales nos estamos reorganizando para resistir y las organizaciones que más posibilidades tienen de hacer presión son las que están preparándose para hacer un cerco a las ciudades, esas son las organizaciones campesinas y originarias. La CSUTCB ya ha planteado que va a hacer un cerco, que va a cerrar la provisión de agua, esto seguramente será denunciado como violencia, pero no tenemos otra posibilidad. Lo que ese está pidiendo es que se vaya de la ciudad Luis Fernando Camacho que es quien está encabezando este golpe y toda la gente que ha llegado en el comité cívico de Santa Cruz y que se ha tomado la ciudad.

Ésta es una situación que no esperábamos, no habíamos visto a tanta gente que de repente se tomara la ciudad, las instituciones, la televisión nacional, las radios comunitarias con tanta violencia y generando terror; o sea, hoy nos tienen escondidas, perseguidas y eso no está saliendo en los medios. Les pido que puedan compartir que lo que estamos viviendo en Bolivia es un golpe de Estado, con violencia, con persecución y escarmiento a las mujeres y a los hombres indígenas. Por ello, necesitamos la presión y la denuncia internacional de las organizaciones sociales.

El Evo ha convocado a un diálogo, creemos como feministas comunitarias antipatriarcales que esto está fuera de tiempo, que la derecha no va a querer ningún dialogo, quiere sacar al Evo en las peores condiciones humillantes y darle a él en su cuerpo y a las organizaciones un escarmiento, para que el país siga existiendo sobre el colonialismo y sobre el racismo manejado por los oligarcas y por los empresarios.

Les pedimos que puedan difundir esta información, es muy importante la denuncia y la presión internacional.

Muchas gracias hermanas.

Transcripción: Camila Murcia

Foto principal: Tomada de Marcha Noticias. www.marcha.org.ar

O post Feministas bolivianas denunciam golpe de estado no país apareceu primeiro em Jornalistas Livres.

Leia o texto completo em Jornalistas Livres